La evolución del consumo en audio

No es algo nuevo si digo que la manera en la que consumimos contenidos digitales en los últimos diez años ha evolucionado notablemente. Hace ya 10 años que los profesionales del marketing digital hablábamos de las smart TV que todos conocemos, los smartphone, la llegada del 4G y más tarde del 5G, la manera de consumir el cine, las series, la música, etc. Pues bien, en la evolución del consumo en audio está pasando lo mismo.

Cambios en el hábito de consumo en audio

Nuestra manera de vivir, fundamentalmente en las grandes urbes, en las que todo es rápido, multitarea, conectado, desde los coches hasta las casas, hace que queramos, necesitemos, estar siempre conectados y esa forma de vivir ya la sentimos como normal.

A pesar que el vídeo sigue siendo el rey del consumo y todo ello incentivado por las redes sociales, no deja de ser un formato que nos paraliza para poder atender el vídeo. Pues bien, el audio ya está empezando a encontrar su hueco por varias razones: el consumo de la radio convencional se mantiene, de hecho en el 2018 ha ido a la baja según (EGM). ¿Razones? pueden ser varias, quizás que los contenidos se centran cada vez más en temáticas muy concentradas en política y fútbol, o el exceso de publicidad o que ya disponemos de contenidos de audio muy interesantes a los que podemos acceder gracias a las plataformas de podcast.

Queremos escoger

Los datos así lo confirman, en el 2018 el 52% de los adultos menores de 45 años consumieron podcast según un estudio del Center for Internet Studies and Digital Life de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra. Tiene todo el sentido, ya no queremos consumir el contenido que «nos ponen» si no el que escogemos nosotros y esto lo conseguimos gracias al renacimiento del podcast en el que cada vez nos encontramos contenidos más profesionales, más interesantes y más variados, a que cada vez hay más plataformas de podcast públicas que nos ofrecen estos contenidos, sin publicidad, sin cortes y a que encontramos contenidos de nicho de temas concretos. Al final estamos hablando de audio «on demand», audio bajo demanda como el resto de los contenidos (vídeo, cine, música, etc.), con una ventaja para el consumidor muy interesante y es  que el podcast es multitarea y se adapta todavía mejor al estilo de vida que ya está implementado en nuestra sociedad.

¿Te ha gustado?

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on whatsapp
Comparte en Pinterest

Comenta

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar